domingo, 30 de mayo de 2010

Hacia la armonía




La búsqueda de la belleza tiene mucho que ver con encontrar la armonía, el equilibrio necesario entre las partes y el todo. Ese es el objetivo de la mayor parte de los proyectos, arquitectónicos o no.

Alcanzar una vida armónica es sinónimo de bienestar. Ordenar los espacios, eliminar lo superfluo, desmontar lo innecesario son cosas que creo que hacemos bien en nuestro despacho de arquitectura y así, la mayor parte de nuestros proyectos de rehabilitación empiezan por ahí, eliminando todo aquello que nos produce desasosiego.

En busca de Bobby Fischer (Steven Zaillian, 1993) despertó en mí un interés por el ajedrez. Antes de ver la película había jugado alguna vez de niño y sabía mover las fichas, pero no encontraba extraordinario aquel mundo de 64 escaques del que algunas personas han hecho metáfora de la propia vida.

Vasili Smyslov, ex campeón del mundo de ajedrez, murió el 27 de marzo de 2010 a los 89 años de edad. Se pasó la mayor parte de su vida buscando la armonía, como no podía ser de otro modo en alguien cuyas dos grandes pasiones eran la música y el ajedrez:

“Mi estilo en ajedrez y mis preferencias musicales se inclinan a un ideal de perfecta belleza, de armonía esencial, que para mí es la expresión más alta de la espiritualidad.

Todo el mundo entiende lo que es la armonía musical. En el ajedrez, la armonía es la buena coordinación de las piezas, el equilibrio en su ubicación, y la capacidad de evaluar una posición de un simple vistazo”.

Parece sorprendente la sencillez con la que el gran maestro define una búsqueda que puede aplicarse casi directamente a cualquier disciplina artística (arquitectura, por supuesto, incluida).

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

agravios comparativos

Revisando publicaciones atrasadas he reparado en la carta que Alejandro Prieto Orviz (Gijón, Asturias, España) dirigía el pasado 13 de marzo a la sección de "Cartas al Director" del diario PÚBLICO. Su estilo, al comparar con la responsabilidad de médicos y arquitectos, la ausencia de responsabilidades de ciertos economistas, tiene cierta relación con la estrategia generalmente utilizada en la redacción de este blog y por eso me permito transcribirla. Decía así:

Extravagante.

Si en un edificio se presentan problemas y errores o defectos de diseño, las miradas en busca de responsables irán dirigidas hacia los constructores y los técnicos. Si un equipo médico se equivoca y ello deriva en daños graves o irreversiblese para la salud del paciente, los profesionales no son premiados ni ensalzados.

En cambio, ¿qué ocurre cuando las recomendaciones y esquemas ofrecidos por prestigiosos profesionales de la economía desencadenan una crisis económica mundial como la actual? Más millones de personas con hambre, más visitas a los centros de salud mental por depresiones, menos recursos de los estados para destinar las políticas educativas, sanitarias, sociales, ... y, sin embargo, su inestimable contribución a la adversidad común es reconocida y compensada con generosas retribuciones y/o pensiones; además de extravagante, todo un estímulo para continuar recetando el mismo brevaje.

Esta carta fue sombreada por la dirección del periódico y considerada la más certera de aquel día.
Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

El arte de insultar


Archibald Haddock


(PROCEDE DE UN ARTÍCULO CONJUNTO DEL Dr. Alfonso de Ceballos-Escalera Gila y Luis F. Cercós García)

En estos días de crisis económica y alteraciones varias me ha venido a la cabeza la verborrea de nuestro querido Archibald Haddock.

El capitán Haddock nace y aparece por vez primera junto a Tintín en un suplemento de prensa bruselense datado el 9 de enero de 1941: se trata de la aventura titulada El cangrejo de las pinzas de oro. Allí encontramos al capitán, ya de edad madura, al mando del mercante Karaboudjan, navegando en las aguas del Golfo Pérsico con un cargamento de opio, y sometido por su alcoholismo a la voluntad de su contramaestre Allan Thompson. Se le representa ya como estereotipo del marino mercante -mejor dicho, del lobo de mar-, no sólo en su atuendo y aspecto físico -alto y barbudo, gorra, pipa, jersey azul con un ancla bordada al pecho, chaquetón y pantalones de basto tejido negro...-, sino también en su carácter y comportamiento: borrachín, temperamental y malhablado con un talento inagotable para encadenar insultos. Hay quien se ha entretenido en inventariarlos todos: la relación formada inicialmente por Vandromme en 1959, y completada luego por Quatermain, Algoud, Numa Sadoul, Brami y Mozgovine, suma hasta ahora doscientos veintiuno, sin contar los genéricos -mil millones de rayos y truenos!- ni colectivos, como banda de..., colección de..., especie de..., pandilla de... y pedazo de....

Vale la pena recordarlos aquí en su traducción española, por cierto no bastante acertada:

Acaparador, alborotador, alcornoque, ametrallador con babero, anacoluto, analfabeto, analfabeto diplomado, anfitrión, animal, antipático, antracita, antropófago, antropopiteco, apache, aprendiz de dictador a la nuez de coco, archipámpano, arlequín, arrapiezo, asno, Atila de guardarropía, atontao, atropellador, autócrata, avasallador, azteca, bachi-buzuk, bachi-buzuk de los Cárpatos, basura*, bandido, bárbaro, bastardo, bebe-sin-sed, beduino, beduino interplanetario, bergante, berzotas, bestia, bibendum, bicharraco, bicho con plumas, borrachín, borracho, borrico, bribón, brontosaurio escapado de la prehistoria, bruto, bruto sombrío, bulldozer a reacción, burgués, cabeza de mula, cafre, calabacín, calabacín diplomado, canaca, canalla, caníbal, cantamañanas, carcamal, carne de horca, catacresis, cataplasma, cebra, ceporro, cercopiteco, chafalotodo, chalao, charlatán, chuc-chuc, chupatintas, cianuro, ciclón ambulante, ciclotrón, cobarde, cochino, coleóptero, cólera, coloquíntido, coloquinto, coloquinto de grasa de antracita, condenado, corderito*, cordero mal peinado, corsario, cotorra charlatana, cow-boy del volante, cretino, cretino de los Alpes, cretino de los Balcanes, criminal, cromagnon, cucaracha, Cyrano de cuatro patas, desalmado, descamisado, desgraciado, desharrapado, dinamitero, diplodocus, doríforo, ectoplasma, egoísta, embustero, emplasto, endemoniado, energúmeno, equilibrista, esclavista, escorpión, espantajo, espantapájaros, esperpento gigante, esquizofrénico, estropajo, estúpido, extracto de hidrocarburo, fanfarrón, fantasma, Fátima de baratillo, fenómeno de truenos y relámpagos, filibustero, filoxera, flebotoma, forzudo, galápago*, gamberro, ganapán, gángster, giróscopo, gitano*, gordinflón, gran fariseo, granuja, grotesco polichinela, grumetillo, grumetillo del diablo, gusano, herético, hidrocarburo, holgazán, iconoclasta, idiota, imbécil, inca de carnaval, indio, individualista, infame, infeliz, insecto, invertebrado, Judas, jugo de regaliz, krrtchmvrtz, ku-klux-klan, ladrón, ladrón de niños, lechuguino, lepidóptero, lobo come-niños, loco, logaritmo, lorito*, loro feo, macaco, macrocéfalo, majadero, mala peste, mala semilla, mamarracho, mameluco, marinero de agua dulce, marmota, mataperros, matón, medio loco, megaciclo, megalómano, mejillón relleno, mequetrefe, mentiroso de órdago, mercader de alfombras, mercado negro, mercantilista, merengue, merino, merluzo, miedoso*, miserable, mocoso, momia, monigote, mono*, morucho, moscardón, mrkrpxzkrmtfrz, mujik, Mussolini de carnaval, naufragador, negrero, nictálope, niña pantera, nuez de coco, oficleido, oricterópodo, ornitorrinco, oso mal peinado, ostrogodo, pacta-con-todos, paleto, palurdo, palurdo de los Cárpatos, paniaguado, papanatas, papón, papón de mil diablos, paranoico, parásito, patagón, patata, payaso, pchkraaprut, piel roja, pies descalzos, pirata, pirata de carnaval, pirata del cielo, pirómano, polígrafo, porquería de aparato tragaperras, proyectil teledirigido, ratón, rapaz, renegado, reptil, residuo de ectoplasma, ridículo, rizópodo, rocambole, sajón, saltimbanqui, salvaje, sapo, sátrapa, sietemesino con salsa tártara, sinvergüenza, tecnócrata, terrorista, tonto de capirote, torturador, tozudo, traficante en carne humana, traidor, tramposo, troglodita, trrkhkraah, vampiro, vándalo, vegetariano, vendedor de alfombras, vendedor de guano, víbora, visigodo, viviseccionista, zapoteca, zapoteca de truenos y rayos, zopenco, zuavo, zuavo interplanetario, zulú.
Nada menos -y no son todos-.
Luis Cercós

The pillars of the Earth

Mi familia y yo nos mudamos de casa en febrero de 2010 con objeto de reducir al máximo nuestro presupuesto familiar y conseguir una mayor armonía pero todavía no hemos conseguido vaciar todas las cajas ni ordenar nuestra biblioteca. Hoy, al pasar junto a una pila de libros he descubierto en su coronación mi ejemplar de los pilares de la tierra, la novela histórica que Ken Follet publicó en 1989 y que yo, literalmente, devoré en 1998.

Durante años utilicé ese libro en alguna de mis clases de historia de la construcción en la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid. A los alumnos les gustaba y a mí me divertía utilizar la novela para explicar algunas de las características de los estilos arquitectónicos medievales.

Hoy, al volver a ojear ese libro manoseado, he reparado en los márgenes escritos y los párrafos subrayados.

¿Qué hay en esto de la arquitectura que nos hace disfrutar tanto de nuestro trabajo y, por extensión, de nuestra vida? Alguien debió de contárselo a Ken Follet porque la explicación me convenció en 1998 y me sigue gustando en 2010:

Al principio lo hizo como de costumbre, y se sintió molesto y resentido cuando el maestro constructor le advirtió que su trabajo no se ajustaba del todo al nivel requerido, ya que él tenía el convencimiento de que era bastante más cuidadoso que un albañil corriente. Pero entonces se dio cuenta que no bastaba que los muros de una catedral estuvieran bien construidos. Tenían que ser perfectos porque una catedral era la casa de Dios y también porque siendo un edificio tan grande la más leve inclinación de los muros, la más insignificante variación en el nivel y aplomado, podría debilitar la estructura de forma fatal. El resentimiento inicial se transformó en fascinación. La combinación de un edificio enormemente ambicioso con la más estricta atención al más ínfimo detalle, le abrió los ojos a la maravilla de su oficio.

- ¿Por qué quieres construir esta Catedral?
- Porque será hermosa
- Sí, ¿y qué otra cosa puede ser mejor que construir algo hermoso?


Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

“Los pilares de la tierra” es el título de una novela histórica que describe el desarrollo de la arquitectura gótica a partir de su precursora, la arquitectura románica y las vicisitudes del priorato de Kingsbridge en contraste con el telón de fondo de acontecimientos históricos que se estaban produciendo en ese momento. A pesar de que Kingsbridge es el nombre de una localidad inglesa real, el Kingsbridge al que se hace referencia en la novela es, en realidad, un emplazamiento ficticio representativo del típico pueblo inglés en el que se establecían mercados en la época. El autor sorprendió con esta novela no sólo a sus lectores, ávidos de thrillers, sino también a sus editores con su contenido y longitud (más de 1300 páginas). Fue publicada en 1989, y se convirtió en el mayor best seller de Follett.

sábado, 29 de mayo de 2010

Sexo y arquitectura

Como quiero que este blog tenga la mayor difusión posible he decidido poner un poco de sexo en él y ya veremos qué pasa.

Investigando sobre sexo y arquitectura, he encontrado un relato de Mario Coyla, cubano, que ha llamado mi atención: 1958, arquitectura, sexo y revolución. Les recomiendo su lectura:
www.casamerica.es/content/download/.../I958+mario+coyula.pdf - Similares

El caso es que la arquitectura juega un papel fundamental en el campo de la sexualidad, y muchas veces se obvia este aspecto. En un blog costarricense que he localizado hoy en la red, por ejemplo, Carlos Vargas, arquitecto, comenta que para tener una casa sexualmente adecuada no hay que gastar una fortuna sino simplemente, cuando se diseña, tener en cuenta que el cuarto marital es un cuarto diferente al resto de los dormitorios. Entre esas paredes, además de dormir y ver televisión (por favor, no instale allí un televisor), se realiza una de las actividades más importantes de la vida humana: allí, también en otros sitios, pero allí estadísticamente más veces, se hace el amor.

Hace algunos años, durante unas conferencias en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid se propuso a los alumnos que durante el descanso del almuerzo fueran a la biblioteca para documentarse con la obra o imagen de arquitectura que más les estimulase. La fotografía de Le Corbusier pintando desnudo fue elegida por amplia mayoría, pero ¿por qué motivo el cuerpo humano desnudo llama tanto nuestra atención?, ¿qué hay verdaderamente de amoral o de irreverente en la pose de Le Corbusier?

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

7 vírgenes

Había una vez un país en el que las muchachas jóvenes no podían hacer el amor hasta que antes no lo hubiesen hecho sus hermanas mayores.

En aquel país vivió una vez un hombre que desde joven se planteó tener 7 hijas. Nada más que 7 hijas y por esa extraña razón cada vez que nacía un varón lo sacrificaba. Y a su madre también.
Sólo una de sus esposas tuvo la suerte de sobrevivirle.

Atormentada por su propia historia, la mayor de las hijas de aquel asesino, nunca se entregó a ningún hombre y esa decisión influyó irremediablemente en la vida de sus hermanas.

Con la muerte de la última de aquellas mujeres el código genético de aquel psicópata desapareció.
Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

Para más información sobre la fotografía que ilustra esta entrada: http://ciudadanosenlaprensa.blogspot.com/2007/09/el-partido-de-las-mujeres-se-quita-la.html

los 50 mejores estudios de arquitectura del mundo

¿Qué me impulsa a escribir este blog cuando debería, quizá, dedicar todas mis energías a hacer viable mi estudio de arquitectura? Pues sencillamente: me divierte y me ayuda a reflexionar sobre el rumbo de cada día.

Por esa modesta razón me gusta fijarme en personajes que quizá no sean conscientes de sus verdaderos logros: Horacio Zeballos, por ejemplo. ¿Y quién es ese?, dirán ustedes. (http://es.wikipedia.org/wiki/Horacio_Zeballos). Pues un modesto jugador de tenis argentino que en este momento se encuentra en el número 44 del ranking mundial. Es decir, en 2010, sólo 43 jugadores son mejores que él.

¿Se imaginan ustedes que fueran el 44 mejor del mundo en su especialidad? El 44 mejor cocinero, el 44 mejor carnicero, el 44 mejor contable, el 44 mejor médico del mundo, el 44 mejor filósofo, el 44 mejor arquitecto del mundo. Sería todo un éxito, ¿verdad?

Ocurre que en esto del deporte, ser el 44 mejor del mundo es aparentemente nada. Pero sólo es aparentemente, porque según la página oficial de la ATP, Horazio Ceballos ha ganado en su carrera deportiva 700.243 dólares a lo largo de su carrera (301.000 en 2010). No está mal, pues el chico sólo tiene 25 años. A esa edad, la mayoría de los chicos que yo conozco, todavía no se han incorporado al mundo laboral.

Pero no he traído aquí a Horacio Zeballos para hablar de su dinero sino de una característica de la inteligencia: el sentido del humor. Ayer jugó y perdió con Rafael Nadal en segunda ronda del torneo de Roland Garros 2010. He leído la noticia en dos periódicos distintos y en ambos se refieren a la posterior rueda de prensa citándole en dos respuestas también distintas. En ambos casos, sus contestaciones fueron inteligentemente divertidas:

A la pregunta publicada en EL PAÍS de hoy, ¿Quién puede ganar a Rafael Nadal en Roland Garros?, el jugador argentino respondió,

“Dos o tres tenistas, …., pero jugando juntos”.

A la pregunta del diario PÚBLICO, también de hoy, ¿cómo hay que ganar a Rafael Nadal?, dijo:

“Si quieres ganarle un punto a Nadal, tienes que matarlo primero”.

En 2007 Horacio Zeballos ganó el torneo de dobles de los juegos panamericanos de Río de Janeiro y en 2010 formó parte del equipo argentino de Copa Davis. No está mal para ser sólo el 44 mejor tenista del mundo.

Ojalá consiguiera nuestro estudio de arquitectura, bajo mi dirección o bajo la de cualquier otro, llegar a estar entre los 50 mejores del mundo.

Por cierto, Zeballos creció idolatrando a los zurdos Goran Ivanisevic y Thomas Muster, a quien conoció en Graz, Austria, en 2008, es fanático del club Boca Juniors y disfruta tomando mate en la costa argentina. Su meta más inmediata es llegar a estar entre los 30 mejores.

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

La ilusión del desnudo




Siempre disfruté de las clases de proyectos que daba Gerardo Ayala. Retumban todavía en mí muchas de las frases que iba repitiendo a medida que comentaba los trabajos de los compañeros. En varias ocasiones nos habló de la necesidad de que los proyectos no fuesen predecibles, de la búsqueda de espacios o soluciones que desde la sencillez fuesen capaces de generar sorpresa.

El camino que los arquitectos eligen para generar “sorpresa” es variable. El estudio navarro Kahle Oíza Aruzo Arquitectura recurre a la utilización de nuevos materiales (http://www.proyectocontract.com/los-materiales-inusuales-generan-sorpresa_id26282/kahle--oiza--aruzo--arquitectura_id626469):

- Los materiales inusuales generan sorpresa.

Pero el debate no debería estar tanto en la utilización de materiales como en la capacidad de generar soluciones espaciales sugerentes.

Por esto me ha interesado una noticia quizá menor pero arriesgada: la utilización por parte de la tenista Venus Williams (actual número 2 del mundo) de un atuendo inspirado en la lencería femenina. Llevar hasta las máximas consecuencias una idea obliga a tomar decisiones colaterales coherentes y así, no tendría sentido que la Williams se vistiese de encaje para jugar al tenis y llevase debajo de la ropa interior, …., otra ropa interior.


- ‘Puedes llevar encaje, pero ¿cuál es la gracia de vestirlo si debajo tienes ropa interior negra? La ilusión de tener sólo la piel desnuda es, para mí, muchísimo más hermoso. Muchos de mis diseños juegan con la ilusión de la desnudez’.

Evidentemente, no puedes salir a jugar al tenis actual (no estamos en los tiempos de las palestras griegas) literalmente “en pelotas”. La diseñadora (la misma jugadora) tenía que generar en su cuerpo la ilusión de estar desnuda, pero sin estarlo.

Las imágenes del partido con la española Arantxa Parra han dado la vuelta al mundo.

- El diseño no tiene nada que ver con mi trasero, simplemente ocurre que tengo uno muy bien desarrollado. Es todo genética. Si miran a mi madre o a mi padre, verán lo mismo. Si miran a mi hermana, igual. Es genético … pero mi vestido trata de la ilusión, ese ha sido el motivo de este año.

Obviamente, Venus Williams sabe que la ilusión es la de sugerir que no hay nada debajo.

- Gracias a Dios que estoy en forma.

O lo que es lo mismo, la ilusión de levitación que se produce en la sede madrileña de la Fundación La Caixa:

“CaixaForum parece flotar como una nube –indica Jacques Herzog–, pero lo significativo es que atrae a los paseantes hacia su interior, como si fuera un imán.” “Hemos logrado –agrega Harry Gugger, socio de Herzog & De Meuron y encargado de la dirección de esta obra, como en su día lo fue de la Tate Modern– un edificio con cualidades cívicas, que invita al diálogo y la cultura. Ese era nuestro objetivo, y creo que lo hemos alcanzado con creces.”

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

viernes, 28 de mayo de 2010

hombre y arquitectura

Quien se haya dado una vuelta últimamente por este blog quizá haya empezado a dudar sobre el hecho de encontrarse en una bitácora de arquitectura o en otra cosa.

Es premeditado.

Hoy, a propósito precisamente de esto, he encontrado en el blog de unos alumnos de arquitectura de la UPC (Universidad Politécnica de Cataluña), la carta de despedida de uno de sus profesores: Brian Miller (http://fw-arquitectura.blogspot.com/2009/10/salvando-al-soldado-brian.html )

La arquitectura es un oficio que se aprende haciendo arquitectura, pensar-construir-habitar son cuestiones inherentes a nuestra existencia desde que reconocemos nuestra fragilidad frente al medio, necesitamos domesticarlo, temperar sus expresiones para sobre-vivir. La arquitectura no hace otra cosa que cuidar la experiencia de la vida. Entonces, ¿cómo se señala un camino? , ¿Dónde buscar?:

“……Está usted mirando hacia fuera, y precisamente esto es lo que ahora no debería hacer. Nadie le puede aconsejar ni ayudar. Nadie... No hay más que un solo remedio: adéntrese en sí mismo. Escudriñe hasta descubrir el móvil que le impele a escribir. Averigüe si ese móvil extiende sus raíces en lo más hondo de su alma. Y, procediendo a su propia confesión, inquiera y reconozca si tendría que morirse en cuanto ya no le fuere permitido escribir. Ante todo, esto: pregúntese en la hora más callada de su noche: "¿Debo yo escribir?" Vaya cavando y ahondando, en busca de una respuesta profunda. Y si es afirmativa, si usted puede ir al encuentro de tan seria pregunta con un "Si debo" firme y sencillo, entonces, conforme a esta necesidad, erija el edificio de su vida…….” (Cartas a un joven poeta, Rainer María Rilke)

Ser arquitecto exige pues una actitud más que un talento particular, “ver el mundo con ojos de arquitecto” no es un privilegio de algunos que se visten de negro, es un trabajo. Es un ejercicio vital que te pone frente al mundo de un modo irrenunciable.

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

Un mundo para nuestros hijos

En estos días en que a todos nos resulta difícil afrontar la cotidianeidad, encuentro cierto alivio e inspiración en la vida de hombres y mujeres que, más allá de sus errores, intentaron vivir de acuerdo con sus propias convicciones. A veces lo consiguieron y otras no. A veces acertaron y otras no.

Ernesto nació en un país de América Latina el 14 de junio de 1928 por lo que hoy estaría al borde de cumplir 82 años. Su padre tenía una plantación de yerba mate y una carpintería (curioso que de mayor se identificase su imagen descuidada con la de el Jesús de los cristianos, hijo adoptivo también de un carpintero).

De niño, en casa, le llamaban “teté”. En la adolescencia fue “el pelao” por presentarse completamente rapado a su primer partido de rugby. Descuidado en el vestir también le llamaron “chancho”, que en Argentina es la denominación habitual de los cerdos, apodo que deformó a la manera china para firmar artículos en la revista Tackle con el pseudónimo de Chang-Cho.

Luego viajó, vivió y estudió medicina. Casi siempre atendió a gente humilde e hizo incluso de dentista, pero no debía ser de los buenos pues en ese cometido no pasó nunca de “sacamuelas”.

Se embarcó con ochenta y un compañeros rumbo a una utopía. A una velocidad de 7 nudos la hora, la travesía duro 8 largos días en lugar de los tres inicialmente previstos. La embarcación encalló en un banco de arena a dos kilómetros de la costa de destino. Sólo 16 de esos hombres vieron ese día anochecer.

Se casó dos veces y tuvo 5 hijos. Los vio en muy contadas ocasiones, la última en octubre de 1966, cuando disfrazado se despidió de los 4 pequeños, no de la mayor por temor a ser reconocido. Sabía que quizá nunca más los volvería a ver. Se hizo pasar por Ramón, un amigo español del padre. Aleidita,que tenía 6 años, le dijo que no parecía español sino argentino. Aquella niña, muchos años después recordaba con estas palabras el día que vio por última vez a su padre:
“Camilo y yo corríamos, resbalé golpeándome la cabeza contra una esquina. Grité y “el español” me estrechó en sus brazos. Envolvió hielo en una servilleta y lo puso rápidamente en la herida sin dejar nunca de acariciarme”.

Antes de eso les había escrito su última carta.

“Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto, si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre ustedes. Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones. Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho.

Acuérdense que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario. Hasta siempre hijitos, espero verlos todavía. Un beso grandote y un gran abrazo de papá”.

Aquel padre murió, en un país extraño, justo un año después. Hildita, la hija mayor, la única con una imagen nítida de su padre, le recordó siempre entre “… carcajadas, juegos y sermones. No reprendía nunca: durante horas explicaba dónde y cómo habíamos errado”.

Luis Cercós (LC-Architects)
http//: http://www.lc-architects.com/

jueves, 27 de mayo de 2010

Nuevas ciudades del mundo (3): la ciudad financiera


27 de mayo de 2110: acabo de llegar al centro de recepción de visitantes de la ciudad financiera del BCST, la comunidad interestatal mejor calificada por el FMI. Mi pasaporte azul, el reservado a los trabajadores y familiares de las corporaciones del G24, me identifica como residente del primer mundo financiero y no preciso hacer las largas colas de acceso de quienes trabajan en empresas de la construcción (pasaporte naranja), en el sector servicios (pasaporte verde) o en entidades comerciales de ámbito local (éstos últimos sólo están autorizados a entrar en la ciudad financiera si muestran la preceptiva carta de invitación y carta de crédito de color blanco o superior).

En el mundo existen 35 ciudades financieras como ésta. El BCST gobierna sobre 5 de ellas, repartidas por cada uno de los 5 continentes del antiguo régimen. El pasaporte azul da derecho a utilizar las salas VIPS de los mejores aeropuertos del mundo y a viajar por el mundo sin necesidad de visados internacionales.

Una vez dentro de la ciudad financiera, el color dorado de la tarjeta de crédito vinculada al pasaporte azul nos permite consumir en los establecimientos del primer cinturón comercial, reservar mesa en los restaurantes de categoría A y moverte por la ciudad sin restricción de zona.


La vida de los habitantes de la ciudad financiera está pensada para destinar a la empresa que te avala y a la que sirves hasta tu muerte, el 95’86% de tu vida: al finalizar el periodo de baja maternal las madres dejan al bebé en la guardería situada en los bajos de todos los edificios laborales, si bien pueden bajar a dar el pecho 15 minutos cada 4 horas; a partir de los 3 años y hasta los 12, los niños son educados en los colegios trilingües que se sitúan en el centro de cada uno de los barrios financieros; antes de su educación superior, los jóvenes viven durante un año en un internado donde reciben clases intensivas de diplomacia económica, oratoria empática y competitividad.

Los habitantes de la ciudad financiera pueden vestir con cierta comodidad, pero sólo los viernes, pues el resto de la semana el uniforme es obligatorio, si bien pueden elegir corte de pelo entre cada uno de las 10 propuestas que anualmente se registran en la red.

El contacto con las redes informáticas está limitado a nuestra área de negocio y así, sólo los considerados aptos pueden acceder a las cotizaciones del sistema bursátil internacional.

La mayoría de la gente que habita en la ciudad financiera nunca ha salido de allí.

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

miércoles, 26 de mayo de 2010

Pan y circo




Cada día aparece alguna noticia que viene a certificar la defunción del nuestro sector. Ayer, por ejemplo, el Ayuntamiento de Madrid anunció que se aplaza la construcción del centro internacional de convenciones (327 millones de euros) y del nuevo estadio de atletismo de Vallehermoso (98’6 millones de euros), además de 174’40 millones de euros más en otras obras de menor relevancia.

Estas medidas, unidas a la renegociación de los contratos municipales de servicios (basuras y limpieza, por ejemplo) y el retraso en equipamientos sociales, recortará el gasto del ayuntamiento madrileño en una cifra estimada de 1.041 millones.
Medidas que posiblemente estén bien desde una perspectiva de exclusiva contención del gasto público pero que serán terribles para la conservación del tejido empresarial madrileño y que, previsiblemente, desembocarán en el cierre de empresas y en un aumento del desempleo en el sector.

Mientras tanto el Real Madrid, C.F. va a pagar previsiblemente 16 millones de euros por la cláusula de rescisión del contrato de José Mourinho con el Inter de Milán y el futuro nuevo entrenador cobrará durante los próximos 4 años, entre 40 y 44 millones de euros (a falta de concretar exactamente el sueldo anual del nuevo entrenador: entre 10 y 11 millones de euros). A esto añadimos los 4 millones de euros de la clausula de rescisión que el Real Madrid pagó el año pasado por la liberación del contrato de Manuel Pellegrini y los 5 millones de euros de la liquidación por despedirle un año antes del fin de su contrato.

Este señor va a cobrar durante los próximos 48 meses, casi un millón de euros al mes. La situación es España es dramática. Ni es lógico, ni parece ético el enorme derroche.

Aunque eso, a la mayoría, no le importa. Todos tan contentos.

Lo de siempre, pan y circo.

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com

Sostenible y sustentable


Ayer se inauguró en la Fundación Canal (Madrid, http://www.fundacioncanal.com/ ) la exposición: Hacia otras arquitecturas, 24 proyectos sostenibles (abierta hasta el 25 de julio) y en ella se exponen proyectos de todo el mundo: entre otros la Asamblea Nacional de Gales (Reino Unido) de Richard Rogers; el edificio Solaris (Singapur) de Ken Yeang y tres proyectos españoles (la sede de SANITAS de Íñigo Ortiz; la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas (Richard Rogers y Estudio Lamela) y el nuevo edificio de Telefónica de Rafael de la Hoz).

Me llamó la atención la búsqueda de una acepción sencilla a dos palabras muy manipuladas últimamente, pues el concepto de sostenibilidad es inherente a la propia arquitectura. En palabras de Antonio Lamela, “la arquitectura siempre ha sido sostenible (tiene que sostenerse para que no se caiga) y sustentable (soportable en todos los aspectos, económicos, sociales, de comodidad, …)”.

Las palabras de Lamela (siempre fueron los más ancianos de la tribu, perdón D. Antonio, los que decían las mayores verdades) abrieron en mí una reflexión a propósito de la propia viabilidad de un sector (el de la construcción) y el de las actividades con él relacionadas (la arquitectura, por supuesto, entre ellas).

Resulta que la sostenibilidad y el reajuste se está basando, casi exclusivamente, en una competencia feroz entre los profesionales y en una bajada de los honorarios que hacen inviable el mantenimiento de una estructura técnica y artística que permita desarrollar a los pequeños estudios como el nuestro encargos a satisfacción de sus autores (no digo ya de sus clientes), obligando a dar por cerrados antes de tiempo proyectos que todavía necesitarían más inversión, más revisión, nuevos diseños, mayores cálculos y un mayor desarrollo e innovación.

En nuestro caso concreto, la plantilla de la que disponíamos en 2009 nos permitía una permanente reflexión y revisión de nuestros proyectos y estos no los considerábamos cerrados hasta que el resultado técnico y artístico no nos satisfacía completamente.

Ayer, en la inauguración de la exposición antes citada, estaba presente el arquitecto Rafael de la Hoz, a quién escuché varias veces en la Universidad Camilo José Cela de Madrid.

- Los arquitectos trabajamos en el mundo de las ideas y éstas (las ideas) se producen en cualquier momento del proceso creativo (bien en la redacción de las primeras propuestas, bien durante el desarrollo de los proyectos básicos o de ejecución, o bien durante la propia dirección de las obras) .

Coincido con él completamente: las ideas se producen cuando se producen, siempre y cuando estemos siempre y permanentemente alerta y dispuestos a replantearnos nuestros postulados.

Este debate producirá mejores edificios y mayor valor añadido para nuestros clientes y por eso leo con relativa preocupación y con cierta compasión lo que le ha ocurrido estos días a la ex mujer del príncipe Andrés de Inglaterra, entendiendo la lectura que la prensa hace de este asunto:

El hecho de que Sarah Ferguson fuera filmada de forma encubierta por un periodista camuflado de empresario vendiéndole por medio millas de libras (585.000 euros) el acceso a su ex marido, ha desatado una confusa cadena de reacciones contracdictorias: unos apoyan sin ambages a una mujer maltratada por los Windsor con los que pactó una pensión de 15.000 libras al año (17.600 euros) por su divorcio, ridículamente pequeña al lado de la fortuna personal de la familia real británica (EL PAÍS, internacional, 26 de mayo de 2010, pág. 3).

O lo que es lo mismo: podemos seguir cerrando los ojos ante bajas económicas temerarias (tanto de obra como de honorarios) y convencernos como los fariseos del antiguo testamento de que el mal siempre está en el otro lado.

Porque las cosas cuestan lo que cuestan es por lo que hay que dar al César lo que es del César; dar a Dios lo que es de Dios; llamar al pan, pan y al vino, vino y, como dijo el torero, lo que no puede ser, no puede ser y además, es imposible.

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

martes, 25 de mayo de 2010

Ayer y hoy



Cosa intende per nazione, signor Ministro? È una massa di infelici? Piantiamo grano ma non mangiamo pane bianco. Coltiviamo la vite, ma non beviamo il vino. Alleviamo animali, ma non mangiamo carne. Ciò nonostante voi ci consigliate di non abbandonare la nostra Patria? Ma è una Patria la terra dove non si riesce a vivere del proprio lavoro?

¿Qué entiende por nación, señor ministro? ¿Es una masa de infelices?. Sembramos trigo pero no comemos pan blanco. Cultivamos la vid pero no bebemos vino. Criamos ganado pero no comemos carne. No obstante, usted nos aconseja que no abandonemos nuestra Patria. ¿Pero es una Patria el lugar donde alguien no puede vivir del propio trabajo?


Respuesta anónima a un ministro italiano, siglo XIX ([2] )

A veces, la fuerza de un testimonio es tal que sobra cualquier comentario, pero no puedo resistirme a preguntar a los que ya han olvidado su pasado:

- ¿es que ya no recordáis las historias de vuestros/nuestros abuelos? ¿Qué mierda de Europa estamos construyendo para nuestros hijos si hemos olvidado las historias que nos contaron todos aquellos que nos precedieron?

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

ZP, Valèry y Andor Lilienthal



Construir una sociedad que acepte a todos los inmigrantes.
  1. Dar prioridad a la educación y crear empleo estable.
  2. Dar a los padres más tiempo para pasar con sus hijos y cuidar a los ancianos.
  3. Promover la cultura.
  4. Convertir a España en un país admirado por ayudar a los más necesitados.
  5. Ayudar a éstos con iniciativas de calidad.
  6. Fomentar la democracia, adecentar la política y promover los valores por encima de los intereses coyunturales.
José Luis Rodríguez Zapatero, actual presidente del gobierno de España, parecía un hombre de suerte. Quizá lo sea, quizá ya no lo sea. El 25 de junio de 2000 anunció su intención de presentarse a la secretaría general del PSOE, paso previo y necesario para su posterior designación como candidato por su partido a la presidencia del gobierno.

En su discurso de presentación hizo la sencilla declaración de principios que encabeza esta entrada. La suscribo en su totalidad.

El 22 de julio de 2000, de forma inesperada, consiguió su designación al frente del partido por solo 9 votos (414 frente a 405 sobre un total de 995 sufragios). Luego vendrían sus dos victorias electorales. Parecía ser un hombre de suerte.

El 12 de mayo de 2010 anunció de manera solemne en el Congreso de los Diputados del Reino de España un durísimo ajuste económico que le ha situado en sus más bajos niveles de popularidad. Su suerte está cambiando.

Dicen que Paul Valéry (1871-1945, http://es.wikipedia.org/wiki/Paul_Val%C3%A9ry ) pronunció, casi al final de su vida, cuando las cosas se le empezaban a torcer, la siguiente frase:

     Nunca es tarde para comenzar a tener mala suerte.

Y eso ocurrirá siempre en la vida de todos los que intentan arriesgar. La lista sería interminable.

Me viene a la cabeza esta reflexión a propósito de la muerte el pasado día 8 de mayo de un personaje singular, Andor Lilienthal, el que era considerado el más anciano (1911-2010) de entre los grandes maestros vivos del ajedrez contemporáneo.

Se hizo famoso y ganó dinero (como el protagonista de El Buscavidas, The hustler, Robet Rossen, 1961) en los cafés de Viena, Berlín y en el legendario Café de la Régence de París, donde en un día memorable derrotó por 3-1 al entonces vigente campeón del mundo, Alexánder Aliojin (a veces transcrito como Alexánder Alekhine).

Cuando el campeón le pidió revancha, nuestro personaje la rehusó con esta frase:

“Compréndame, prefiero recordar este éxito el resto de mi vida”.

La anécdota es buena y es verídica pero mucho me temo que yo habría aceptado jugar una nueva partida.

Por eso estamos como estamos.

Y si no que se lo pregunten también al juez Baltasar Garzón. ¿O es que alguno de ustedes duda que el juez va a seguir arriesgando?

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

Riddarholmen en Estocolmo

Por Álvaro Garcia (AGVCarquitectura http://www.agvcarquitectura.com/)

El 16 de diciembre el Ministro de Cultura de Estocolmo inauguró un conjunto de pasarelas iluminadas en los techos de Riddarholmen, Estocolmo. Ahora, los paseos tienen lugar incluso en la oscuridad.





El Takvandringarna muy popular en Riddarholmen tienen otra dimensión y ahora se puede experimentar en la oscuridad. Los pasillos son provistos de luz de guía, también es una experiencia única ir siguiendo la luz por la noche a lo largo de los techos, observando la ciudad. Comenzó el 21 de enero, y se pueden reservar en http://www.upplevmer.se/,el regalo perfecto para los aventureros, en visitas guiada única de 43 metros.



Durante la caminata una guía cuenta cuentos del lado oscuro de Estocolmo, desde su fundación hasta la actualidad. Puede ser desagradable oír hablar de cómo las personas fueron ejecutadas en el acto.




La seguridad se consigue mediante un arnés de cuerpo y una abrazadera en un sistema de cable. Siempre tenemos dos guías en cualquier viaje, que mantienen un registro de seguridad, nunca ha sucedido que alguien haya caído.

Usted ve un paisaje que no se suele ver, chimeneas, áticos, techos agradable. Hay una vida propia en los tejados de la ciudad.


domingo, 23 de mayo de 2010

refugio para un hombre desnudo




Había una vez un hombre aparentemente exitoso y completamente desorientado.

Un día conoció por casualidad la pauta oriental según la cual un cuerpo humano sólo necesita cuatro alimentos para alejar de sí toda enfermedad: el arroz y la soja cocidos, té verde en infusión y un poco de pescado.

De cada prenda de su guardarropa conservó sólo dos unidades (dos trajes, dos camisas, dos pares de zapatos, dos jerséys, dos corbatas, dos abrigos y dos chaquetas de entretiempo).

Tachó de su agenda los teléfonos de todo aquellos a quienes hacía más de dos años que no veía.

Como cada mañana tomó el coche para ir a su estudio y, mientras se ajustaba el cinturón de seguridad, recordó algo.

En dos escasas horas llegó a la parcela en venta en la que días atrás había reparado accidentalmente. Telefoneó sobre el terreno a su dueño y en ese mismo momento ambos apalabraron un acuerdo bilateralmente satisfactorio. Abrió el maletero y extrajo de su cartera un cuaderno de hojas amarillas de papel cebolla. Hojeó sus primeras cinco páginas, profusamente decoradas con sintéticos croquis arquitectónicos y, tras ello, enfocó su vista al horizonte.

Allí, alejado de todo, aquel hombre de intachable reputación había decidido convertirse, sencillamente, en un hombre desnudo.

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

sábado, 22 de mayo de 2010

Nuevas ciudades del mundo (2): latinoamérica expatriada



Como la mayoría de los españoles educados en España, tenía la equivocada tendencia a confundir palabras aparentemente sinónimas: sudamérica, hispanoamérica, iberoamérica, latinoamérica. Conceptos que en realidad no sólo significan cosas distintas sino que en ocasiones sirven para defender postulados políticos clara y tangencialmente enfrentados.

Mi mujer nació allá y mi hija pequeña también y durante 2008 visité América Central y del Sur en 14 ocasiones distintas a un ritmo de más de una vez al mes. En 2009 la crisis económica profundizó y en 2010 hay días en las que tengo problemas hasta para pagar la gasolina de los viajes que tengo que hacer para visitar las obras que tengo en diferentes regiones de España.

Viene al caso todo esto de una realidad y un circulo vicioso que afecta a multitud de personas: dificultades económicas, necesidad de emigrar, choque cultural, discriminación racial, posicionamiento ideológico, discurso político.

El concepto de América Latina nació en París el 22 de junio de 1856 cuando ante algo más de 30 exiliados latinoamericanos el chileno Francisco Bilbao (liberal, revolucionario, excomulgado, proscrito) pronunció su discurso Iniciativa de la América. Idea de un congreso federal de las repúblicas.

Lo recordaba ayer otro chileno, el escritor Carlos Franz, en el artículo de opinión Doscientos años de soledad (EL PAÍS, 21 de mayo de 2010, opinión, pág. 33).

Aquella treintena triste de latinoamericanos expatriados en París, hoy se ha transformado en decenas de millones repartidos por el mundo. Por ejemplo, en España. Donde ya hay un millón y medio de iberoamericanos descubriendo lo parecido que somos. Mexicanos, colombianos, argentinos, ecuatorianos o chilenos se encuentran y se reconocen, más similares que distintos, en los rigores del destierro. En la fila de inmigración o en la del desempleo. En el bar de hombres solos, rabiando celos. En las plazas donde las empleadas domésticas vigilan con un ojo a niños ajenos. En los locutorios donde, sobre las celdillas de los teléfonos y los computadores, aprendemos que los problemas de uno no son tan distintos a los del vecino, aunque él esté llamando a Colombia y yo a Chile.

Hay una nueva oportunidad, en esas migraciones del siglo XXI, para el viejo sueño fallido de una América Latina unida. No solo porque nunca antes hubo tantos latinoamericanos reales, en lugares fantasmales. También porque jamás una comunidad de emigrantes mantuvo tanto contacto con sus patrias lejanas.


Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

Cuervos, dioses, griegos, samurais y otros animales

Aprovechando el centenario de la Residencia de Estudiantes de Madrid (http://www.residencia.csic.es/), esta institución inauguró ayer la exposición Le Corbusier, 1928, una casa-un palacio.
Le Corbusier realizó en aquel año su primer viaje a España, precisamente para dar dos conferencias en la Residencia y parece ser que la imagen de aquella España le impactó pues durante su primera intervención pronunció las siguientes palabras:

“Tuve la impresión de llegar a un país donde estaban los dioses. La austeridad, la grandeza, se sobrepasan abrazándose a las sucesivas mesetas”.
Leer la palabra “dioses” y pensar en Grecia me lleva a recordar el compromiso europeo con la situación económica de aquel país y el previsible efecto contagio y pienso que al fin y al cabo ese riesgo es similar al que sufren mis hijos pequeños cuando uno de ellos enferma.

El 29 de agosto de 1942, el filósofo español Xavier Zubiri pronunció una conferencia en El Escorial a propósito del legado que la Grecia clásica había dejado en Occidente. En su conclusión Zubiri enunció que como hijos de aquel pasado filosófico “todos los europeos seguíamos siendo, en cierto modo, griegos”.
Modestamente considero que lo que en realidad todavía nos vincula con los griegos de la época clásica es precisa y exclusivamente nuestra propia condición humana y los principios universales y constantes que siempre han marcado las vidas, los anhelos y las dudas de los hombres. Principios y sentimientos que por otra parte son igualmente válidos en civilizaciones aparentemente más lejanas:

“Un samuray debe ante todo tener constantemente en mente, día y noche, desde la mañana de Año nuevo, cuando toma sus palillos para desayunar, hasta la noche del último día del año, en que paga sus facturas, el hecho de que un día ha de morir. Ésa es su principal tarea. Si es plenamente consciente de ello, podrá vivir conforme a la Vía de la Lealtad y del Deber Filial, evitará multitud de males y adversidades, se mantendrá libre de la enfermedad y de la desgracia y, además, gozará de larga vida. También tendrá una personalidad distinguida y con muchas cualidades admirables. Pues la existencia es tan impermanente como el rocío del atardecer y la escarcha de la mañana, y especialmente incierta es la vida del guerrero; y si piensa éste consolarse con la idea del servicio permanente a su señor o la dedicación perpetua a sus familiares, puede suceder cualquier cosa que le haga descuidar sus deberes hacia su señor y olvidar las obligaciones hacia su familia. Pero si decide simplemente vivir el hoy sin preocuparse del mañana, de forma que cuando se halla ante su señor para recibir sus órdenes piensa en ellas como si fuesen las últimas, y cuando contempla el rostro de sus parientes siente como si nunca los fuera a ver de nuevo, su deber y consideración hacia ellos serán completamente sinceros, al tiempo que su mente estará de acuerdo con la vía de la Lealtad y del Deber Filiar”.

Es difícil explicar el motivo por el que un hombre decide cambiar de vida. Igualmente difícil es situar el momento en que empieza a planteárselo. En mi caso la duda razonable surgió por casualidad, en la pequeña isla griega de Itaca, junto al busto de Homero, cuando mirando a la bahía leí junto a mis alumnos el hermoso poema de Konstantínos Kaváfis. Versos que todavía me sirven de sosiego en los momentos de duda y de aliciente para andar por la vida como lo que verdaderamente es: el único e inexorable viaje que tenemos la oportunidad de hacer.

En fin, todos griegos, pero unos nacidos en Atenas y otros, los más fuertes, en Esparta.

- ¿Y qué coño tiene esto que ver con la arquitectura?
- Quizá nada o quizá todo, pero en cualquier caso lo que hacemos es consecuencia directa de lo que somos.

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architect.com/

viernes, 21 de mayo de 2010

Nuevas ciudades del mundo: la ciudad abandonada

Según el último dato oficial disponible (Ministerio de la Vivienda, 2007) en España hay 7.719.122 viviendas no principales. De ellas, un 4’3% no susceptibles de ser vendidas por encontrarse en situación ilegal o alegal; un 12% no susceptibles de ser habitadas por encontrarse en condiciones precarias o de ruina; un 42’65% no susceptibles de ser habitadas de manera práctica, por encontrarse en núcleos poblaciones muy alejados o muy diseminados y, finalmente, un 10% (bien por su situación, bien por su tamaño, bien por sus características propias) que nunca podrían ser consideradas “vivienda principal, digna y adecuada, para una familia”.

Haciendo pues el oportuno ajuste, todavía en España habría 2.396.787 viviendas vacías (casas tristes por deshabitadas, que diría un buen amigo mío) que con una ocupación media de 2’69 personas por vivienda (no lo digo yo, sino el Instituto Nacional de Estadística), convertirían a esta Ciudad Abandonada (Philipp Oswalt, The Abandoned City, http://www.oswalt.de/) con sus 6.447.357 habitantes, en la más poblada de España.

“A día de hoy, los orígenes de la ciudad siguen siendo, en gran medida, desconocidos. Su historia empezó hace largo tiempo pero, durante siglos, aparte de algunos breves episodios, su tamaño no dejó de ser modesto. La primera vez que mostró una oleada de crecimiento fue en la década de 1970. … Los profesionales apoyan la tesis de que la Ciudad Abandonada se caracteriza por sus extremos: aunque contiene muchos edificios de calidad mínima, también cuenta con una proporción enorme de estructuras excepcionalmente buenas y comparada con otras ciudades, posee un mayor número de edificios históricos”.

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

jueves, 20 de mayo de 2010

minha casa, minha vida, Brasil, 2010




Luiz Inàcio Lula da Silva, Madrid, 2010


Ayer se celebró en Madrid un encuentro presidido por el presidente de Brasil organizado por los periódicos EL PAÍS (España) y Valor Económico (Brasil). El nombre de la jornada era: Brasil. Alianza para la nueva economía global.


Me habría (nos habría) gustado estar allí, pero no pudo ser (Telefónica, Iberdrola, Bradesco, Banco do Brasil, multitud de altos cargos, presidentes de bancos, ministros y exministros, miembros de la Casa Real, políticos españoles, políticos brasileños, políticos europeos, http://www.youtube.com/watch?v=F8uB06PXCWU).


Pero evidentemente lo importante no era quien estaba allí, sino lo que allí ocurrió.


Dicen que improvisando, con apenas unas hojas delante, Lula, dirigiéndose al auditorio con la expresión “compañeros y compañeras”, fue articulando su discurso:


“Hemos tomado todas las medidas necesarias ante la crisis. No me imagino qué más se puede hacer. Deben saber que en Brasil la televisión está haciendo apología del consumo. La televisión les dice a los brasileños “si usted no está comprando porque tiene miedo de que pueda perder su empleo, terminará perdiéndolo. Compre”, y tengo que decir que son las clases más bajas del país las que han respondido, las que más han consumido”.




Consumir es una palabra maldita pero en realidad sólo significa utilizar comestibles u otros bienes para satisfacer nuestras necesidades.


Consumir no implica consumir mal.


Consumir no es sinónimo de malgastar.


“Cuando pregunté a los bancos por qué no se daban créditos a la gente me contestaron: “porque luego no los pueden pagar”; pero en realidad estaban negando el derecho a la vivienda. Hemos tenido que acabar con la mentalidad derrotista. Cuando llegamos al poder se escuchaba “Brasil está en quiebra”, “Brasil tiene una deuda insoportable”. Al llegar al poder me encontré con cuestiones que parecían simples pero que no se resolvían: ¿Por qué no se puede pagar un salario que permita a la gente comprar?”.


Aquí, por el contrario, el debate, como veíamos ayer, está en todo lo contrario, en un supuesto ahorro de salarios, garantías e inversiones que en realidad mandará a sus casas a miles de trabajadores.


El mensaje no debe ser: estamos en quiebra, acepta el recorte en tu sueldo, renuncia a tu contrato, hazte competitivo, no protestes.


El mensaje debería ser: entre todos podemos.


“Mientras los verdaderos responsables hacen como si no tuvieran nada que ver, España, Portugal o una Europa debilitada sufren las consecuencias”.


¡Cómo me gustaría que mi presidente hablase como habla el presidente de Brasil!, artífice de la creación de 14 millones de puestos de trabajo, artífice de la incorporación a la clase media y con poder de consumo de 30 millones de antiguos pobres, artífice de la duplicidad en la tasa de universitarios, artífice del impulso del programa Minha casa, minha vida (http://www.minhacasaminhavida.gov.br/), que construirá para los más desfavorecidos un millón de viviendas en los próximos años.


En fin, lo mismo que aquí.


Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

miércoles, 19 de mayo de 2010

Sobre leña y árboles caídos

Llevamos varios días escuchando a políticos de uno y otro color opinar sobre recortes en las cuentas del Estado. Unos y otros hablan de la reducción o no de Ministerios, de la reducción o no de infraestructuras, de la reducción o no de salarios. En fin, de la necesidad, parece ser, de “ahorrar” algo así como 15.000 millones de euros en dos años.

No cabe duda sobre la necesidad de ese debate pero también es cierto que la sensación de descalabro que se percibe en el mundo laboral (no digo empresarial, no digo siquiera mercantil) es cada vez mayor. Los pocos que todavía tienen sus balances equilibrados empiezan a pensar también en la reducción de sus costes y eso, a la larga, lleva a disminuir, fundamentalmente, nóminas y salarios.

En noviembre de 2008 el estudio que dirijo (perdón, que subdirijo http://lc-architects.blogspot.com/2010/05/jose-ortega-y-gasset-1910.html ), supuestamente amparado en un contrato de dirección de ejecución y gestión económica de un importante proyecto de interés semipúblico (quienes me conocen saben a cual me refiero), decidió apostar por la consolidación de una plantilla pluridisciplinar que pudiera dar un servicio general a nuestros clientes. En un momento de recesión ampliamos la plantilla, dimos entrada a nuevos accionistas, mejoramos nuestras herramientas gráficas e informáticas y comenzamos a concursar con renovadas ilusiones: a pesar de todo ello, no hemos conseguido nuevos clientes, entre otras cosas porque apenas hay obras que proyectar y dirigir (con reducción de un 70% en los visados colegiales el 40% de los estudios de arquitectura no tienen trabajo en absoluto y el 90% de la obra está concentrada en el 10% de los estudios).

Hoy, 19 meses después, la emblemática obra sobre la que decidimos cimentar nuestro nuevo edificio todavía no ha comenzado y el descalabro económico es ya de enorme consideración. Seguimos vivos, pero cada vez nos cuesta más encontrar aire para respirar.

El responsable del diseño de aquella estrategia fui yo y por tanto yo soy quien debe asumir el mayor peso de este momentáneo fracaso económico (sería grave si un estudio de arquitectura se basase simplemente en una cuenta de resultados). Sin embargo, volvería a hacer lo que hice, porque creo que el equipo que formé estaba capacitado para mantener la categoría en este campeonato. Lejos están los puestos que dan opción a jugar la Champions, pero equipos punteros llaman a mis jugadores preguntado por sus contratos. Y eso me alegra. Por supuesto que me alegra.

Por todo ello he leído con relativo interés el artículo “de dios a bufón en un clic” (EL PAÍS, 19 de mayo de 2010, vida&artes, págs. 38 y 39) que habla sobre la supuesta reputación de los profesionales actuales:

“El prestigio siempre ha sido algo de lo que preocuparse. Construir una identidad sin mácula era tarea de una vida, incluso de varias. En tiempos medievales bastaba echar una ojeada al escudo de armas, que garantizaba el buen nombre del portador. Yelmos y flores de lis fueron sustituidos por los contactos, gente importante que respaldaba la propia fama. Hoy, Internet se ha apropiado de las herramientas para labrarse una buena reputación. Ni cartas de recomendación ni blasones familiares, el linaje ha sido sustituido por el historial de Google”.

Viene al caso este párrafo por lo fácil que resulta hacer leña del árbol caído, de lo sencillo que es hoy hablar en los foros sobre empresarios que han visto su empresa (en muchos casos, el proyecto de toda su vida) caer.

Y yo pregunto: ¿nadie recuerda que esos hombres, durante años, fueron capaces de generar salarios y riqueza para un montón de familias y, por extensión, a la sociedad en la que vivían?

¿No sirve de nada todo eso?

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

domingo, 16 de mayo de 2010

Trofeo Godó 2008









La imagen de las casetas de playa que lagranja (http://www.lagranjadesign.com/) diseñó para Casadecor Barcelona 2008 me gustaron desde el primer momento, pero hoy, al verlos en el suplemento dominical de EL PAÍS me he animado a visitar su página web.


Y me ha gustado (y me ha entretenido) lo que he visto: un estudio joven, lleno de iniciativas y de ilusión, fruto de una aventura compartida:


La idea de lagranja nace en una isla del Pacifico en el verano de 2001. Un año más tarde, en Barcelona, Gerard Sanmartí y Gabriele Schiavon empiezan a desarrollar ideas, proponer visiones y soluciones apoyándose en una capacidad creativa que se mueve con agilidad entre diseño, arquitectura y montajes efímeros.

En lagranja la teoría sigue la práctica, escuchando tanto el instinto como la razón. El único estilo es la actitud, la energía que emanan los proyectos: optimistas, llenos de vitalidad y atención hacia las personas. Un diseño nunca autorreferencial y autocomplaciente, cuyo objetivo es una idea de proyecto exenta de barreras conceptuales: ecléctica y versátil, capaz de moverse entre disciplinas y tipologías distintas.


Sirva como ejemplo de su trabajo y a la vez como homenaje a Rafael Nadal, quien desde hoy es el tenista con más títulos ATP Master 1000, el ilustrar esta entrada con el diseño que lagranja hizo del trofeo Conde de Godó Barcelona 2008.




Luis Cercós (LC-Architects)







Verrazzano Bridge, EE.UU.




No había oído hablar de Gay Talese (http://es.wikipedia.org/wiki/Gay_Talese) hasta que ayer vi una foto suya en el suplemento cultural de El País (Babelia, 15 de mayo de 2010). Me llamó la atención su delgadez, el color de su traje y las solapas de su chaleco, pues en cierto modo coincidía estéticamente con el tiempo en el que me podía permitir el lujo de diseñar mi propia ropa y encargarla a quien durante doce años fue sastre y en cierto modo, mi amigo. Hace unos meses supe de su fallecimiento y quedé huérfano de piel, pues ya no sé a quién confiar mi apariencia.

De todo eso sabe mucho Gay Talese pues fue hijo de sastre italiano y madre dependienta del negocio de moda familiar (en la foto de familia con sus padres, Josheph y Catherine, y su hermana Marion, caminando en 1940 al borde del mar, en Atlantic City:

“Las clientas de mi madre le contaban sus problemas y frustraciones, y con ellas aprendí a interesarme por las preocupaciones del ciudadano común”.

Leyendo la entrevista descubrí a un tipo fascinante, apasionado por un trabajo, el suyo, que aprendió de manera autodidacta y al que se dedicó en alma y cuerpo:

“La contra entrevista sólo pudo ser abortada invitándole a hablar precisamente de relaciones, un tema en el que indagó durante casi diez años para escribir el libro La mujer de tu prójimo (Grijalbo), su mayor best-seller. Con él Talese se metía directamente en la cama de los estadounidenses –a los que citaba con nombres propios y reales-, haciendo una crónica de su país en los años setenta y para el que practicó abiertamente relaciones con otras mujeres, vivió en una comuna de amor libre y fue propietario de dos saunas. Su matrimonio sobrevivió al terremoto de aquella experiencia y se dispone a explicar los detalles en el libro escribiendo (aún sin título ni fecha), con la sencilla frase:

- Creo que es una buena historia”.

El caso es que andaba dándole vueltas al tipo este y buscando la manera de relacionarlo con la construcción o con la arquitectura (que aunque parezca lo mismo, no lo es) y lo encontré en uno de sus libros: The Bridge, una crónica de la construcción del puente de Verrazzano, el más largo de los puentes colgantes de Estados Unidos, para lo cual habló con todos sus anónimos protagonistas.

“Escribir sobre Obama es muy fácil porque el personaje es apasionante. Pero ahí no hay desafío”.

O lo que es lo mismo intentar cada día “dar liebre por gato”, la frase que utilizamos en nuestro estudio (heredada de mi profesor Gerardo Ayala, que a su vez la escuchó de Alejandro de la Sota) cada vez que aceptamos un nuevo encargo. Porque historias como la de Gay Talese, el autor de Frank Sinatra está resfriado, está llena de aparentemente pequeños encargos: boxeadores olvidados, escritores de obituarios, o de los anónimos trabajadores de la construcción que construyeron el puente que une Brooklyn con Staten Island. O como dijo Arthur Ashe en 1993, poco antes de morir, tenista afroamericano que ganó tres Grand Slam, comprometido en la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, arrestado en varias ocasiones por sus protestas en contra del racismo o, como consecuencia de su enfemedad, activista en la recaudación de fondos para luchar contra el SIDA:

"No quiero ser recordado por mis logros tenísticos, eso no es ninguna contribución para la sociedad".

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

Iconographic Autobiography - Autobiografía Iconográfica


Paulo Mendes da Rocha (Vitória no Espírito Santo, 1928) recibió el Premio Pritzker Prize en 2006. Conocido internacionalmente a raíz de la construcción de su Museu Brasileiro da Escultura (MuBE), en São Paulo, su obra abarca diferentes escalas, desde casas unifamiliares, pasando por grandes reformas de importantes edificios y proyectos de espacio público hasta enormes proyectos urbanísticos.

En 1960, 46 años antes de ganar el Pritzker, diseñó y construyó una magnifica casa, la suya propia. Y aunque aparece ampliamente fotografiada en el número 174 (enero 2007) de la revista DISEÑO INTERIOR, la traigo a estas páginas con motivo de la revisión del número 37 de la revista 2G, del que ya os hablé el pasado jueves (http://lc-architects.blogspot.com/2010/05/das-gelbe-haus-flims-suiza-1995-1999.html): después de recorrer la obra de Valerio Olgiati, el propio arquitecto incluye una sección que me ha encantado, su autobiografía iconográfica, una selección de 55 imágenes que sirven para entender su universo particular.

Entre ellas, las cinco casas en las Valerio Olgiati quisiera vivir y que son, además de la citada, las siguientes:

Segunda casa en la que Valerio Olgiati quisiera vivir: Kazuo Shinohara, casa en Ashitaka, Japón, 1977.

Tercera casa en la que Valerio Olgiati quisiera vivir: Vilanova Artigas, casa Mario Taques Bitencourt, Sao Paulo, Brasil, 1959.

Cuarta casa en la que Valerio Olgiati quisiera vivir: Tadao Ando, casa Koshino, Ashiya, Hyogo, Japón, 1979-1981.

Quinta casa en la que Valerio Olgiati quisiera vivir: John Lauter, casa Goldstein, Los Angeles, California, EE.UU., 1963-1965.

O lo que es lo mismo, cinco casas que posiblemente hubiera querido diseñar. Hablaremos de ellas.

Luis Cercós (LC-Architects)
http://www.lc-architects.com/

sábado, 15 de mayo de 2010

Abucheos en el Circo Price, Madrid, 14 de mayo de 2010

ºººººººº

En octubre de 2008, la Escuela Técnica de Arquitectura de A Coruña, España, buscó incentivar a sus nuevos alumnos con un espectáculo que les permitiera entrar relajados a la carrera: contrató a dos actrices para hacer una performance que instruyera sobre la falta de prejuicios, para “abrir la mente a los nuevos alumnos”. Sin embargo, la propuesta se les fue de las manos: “No se trataba de un striptease, sino de un espectáculo didáctico relacionado con los trabajos que los alumnos habían realizado durante la semana que duró el curso de iniciación”, tuvo que explicar José Manuel Casabella, director de la Escuela. Durante su actuación, las dos actrices se quitaban la ropa (un uniforme de soldado y un mono de obra) y con este acto querían simbolizar que se despojaban de las ataduras que le impedían respirar. A continuación se volvían a vestir con ropas más cómodas e informales. La noticia generó cierta polémica en 2008 pero lo que allí ocurrió debería de haberse entendido dentro de su intención: en la mayoría de los casos somos nosotros y nuestros prejuicios los que ponemos las barreras más altas a nuestro trabajo. Algunos estudiantes lo entendieron, otros no. Pero lo verdaderamente preocupante es que este hecho fuese publicado en la mayoría de los diarios de tirada nacional y regional. Traigo a colación esta anécdota con motivo del estreno de la obra Coeurs croisés (corazones cruzados) del coreógrafo francés Philippe Decouflé y su compañía DCA en el Teatro circo Price de Madrid. Y es que aquí, siempre nos escandaliza lo mismo (el cuerpo humano desnudo) y no lo que debería escandalizarnos (lean ustedes los periódicos de hoy y lloren). Dice el periodista (Roger Salas, El País, Local, páginas 1 y 5 del 15 de mayo de 2010) que ni en el programa de mano ni en la web del festival se advertía que el espectáculo tenía un alto contenido erótico y yo, nada más entrar en la página leo "streptease" en dos ocasiones, "deseo" en una y además las palabras "placer", "erotismo", "desnudo", "desnudez" y "Josephine Baker" (http://www.teatrocircoprice.es/web/espectaculo.php?esp=53): Si algo distingue a Philippe Decouflé en escena es su sentido el humor y la singularidad de sus coreografías. En Coeurs Croisés, Decouflé despliega sobre el escenario una fantasía burlesca a medio camino entre el circo, la danza, la comedia y el striptease. Los intérpretes se desnudan, ríen, bailan y cantan, contraviniendo todas las reglas y provocando deseo, alegría y placer sin culpa. Lejos de San Agustín y cerca de las posibilidades cómicas y acrobáticas que ofrecen los Hermanos Marx, Buster Keaton y Mae West, Coeurs Croisés recuerda a la desnudez indomable de Josephine Baker y al erotismo de las bailarinas de la edad de oro del music hall americano como Lilly Saint Cyr y Rose la Rose.

“Un music hall desenfrenado que se consagra al placentero ejercicio del striptease con humor y gracia”. Patrick Sourd, Les Inrockuptibles


¿Estaban o no estaban los espectadores avisados de lo que iban a ver? ¿Llevarían ustedes a sus hijos a un espectáculo así, aunque sea en un circo (que por otra parte no lo es en el sentido estricto del término)? En fin, juzguen ustedes, pero por favor, no nos dejemos escandalizar por los mismos pesados de siempre.

Luis Cercós (LC-Architects) http://www.lc-architects.com/

José Saramago, 2010



“Las lágrimas de Garzón son mis lágrimas”. José Saramago, 14 de mayo de 2010 (http://cuaderno.josesaramago.org/2010/02/13/ni-leyes-ni-justicia/


Por diversas circunstancias no escuché ayer la radio ni vi la televisión. Leí, eso sí, la edición matinal de los periódicos acostumbrados pero la triste noticia se produciría unas horas después y yo no me enteré. Tenía pensado venir esta mañana al estudio y preparar los asuntos de la semana que viene, paré el coche en el quiosco habitual y lo que he visto, no me gusta, aunque esto ya se veía venir (http://lc-architects.blogspot.com/2010/04/ghost-writer-roman-polanski-2009.html).

No soy hombre de llorar, apenas lo hago, pero hoy las lágrimas han venido a mis ojos mientras desayunaba en el bar de Julián, el de la esquina, porque empiezo a pensar que no es aquí donde quiero que crezcan mis hijos:

“La suspensión se la comunicó por teléfono el secretario general del Consejo General del Poder Judicial, Celso Rodríguez Padrón, a la una y veinte de la tarde, mientras tomaba declaración a Josep Singla, uno de los empresarios implicados en la trama corrupta destapada por la Operación Pretoria. Garzón, según el propio Singla y su abogado, les pidió que salieran para atender la llamada. A los 10 minutos retomó el interrogatorio como si no pasara nada.

A las dos, acompañado de su esposa, María Rosario Molina, abandonó su despacho y se encaminó a la salida. Los funcionarios de su juzgado, a ambos lados de la puerta, le recibieron con aplausos”.
También estaban allí los jueces Fernando Andreu y Santiago Pedraz, la fiscal María Dolores Delgado y otros magistrados de la Sala Penal:

“Allí estaban José Ricardo de Prada, Ramón Sáez Valcárcel y Clara Bayarri, los tres magistrados que votaron a favor de la competencia de Garzón para investigar las atrocidades del franquismo, pero también otros, como Javier Martínez Lázaro o Manuela Fernández de Prado, que votaron en contra, pero que consideran que un debate jurídico no es motivo para juzgar y suspender a un juez”.

¿A dónde ir?

Quizá Uruguay sea un buen lugar para volver a empezar. Allí, José Mujica, un hombre mayor y vivido, desde la presidencia del país, habla así a su pueblo:

"Si nuestros chiquilines saben razonar en orden y saben hacerse las preguntas que valen la pena estaremos en el buen camino: es como una carrera en dos pistas, allí arriba en el mundo el océano de información, acá abajo preparándonos para la navegación trasatlántica.
Escuelas de tiempo completo, facultades en el interior, enseñanza terciaria masificada.
Y probablemente, inglés desde el preescolar en la enseñanza pública. Porque el inglés no es el idioma que hablan los yanquis, es el idioma con el que los chinos se entienden con el mundo.
No podemos estar afuera. No podemos dejar afuera a nuestros chiquilines. Esas son las herramientas que nos habilitan a interactuar con la explosión universal del conocimiento.
Este mundo nuevo no nos simplifica la vida, nos la complica…Nos obliga a ir más lejos y más hondo en la educación. No hay tarea más grande delante de nosotros "La única lucha que se pierde, es la que se abandona”.

Aquí (en Madrid, reino de España), ayer, unos minutos más tarde de las 14:00 horas, el coche en el que Garzón abandonaba la Audiencia Nacional giró en la calle de Génova con dirección a la plaza de Colón mientras pasaba por delante de otro bar, también en otra esquina, en el que cinco de los 18 vocales que por unanimidad le suspendieron celebraban su victoria alrededor de unas cervezas.

Por cierto, me gustaría saber quién pagó esa ronda.

Luis Cercós (LC-Architects)
http//: http://www.lc-architects.com/